LA POLARIDAD DE LOS CONECTORES MPO – TIA-568

By Bernard Lee

data-growth Las transmisiones de 40 y 100 GbE se implementan sobre una matriz de fibras múltiples y conectores MPO, a diferencia de la transmisión tradicional de 10GbE, que utiliza la configuración dúplex (2 fibras). Es fundamental que se establezca una correcta orientación del conector. El estándar TIA 568 proporciona tres métodos de configuración de los sistemas de cableado con el fin de asegurar la realización de conexiones adecuadas. Estos tres métodos difieren en la orientación de los cables, la posición de los conectores y la asignación de fibra óptica.

Cada conector MPO tiene una ranura a un lado de la carcasa. La posición denominada "guía superior" corresponde a la orientación de la ranura en la parte superior del conector. Si observamos el extremo del conector, la posición 1 está en el extremo izquierdo, mientras que la posición 12 está en el extremo derecho. La misma orientación se aplica en el conector MPO de 24 fibras, con las posiciones de 1 a 12 en la hilera superior y las posiciones de 13 a 24 en la hilera inferior. El tipo de adaptador MPO se determina según la orientación de conectividad de la aplicación que se adopte, la cual puede ser "guía superior/guía inferior" o "guía superior/guía superior". Además, los conectores MPO se diferencian como macho y hembra. Un conector MPO Macho tiene dos pines de alineación, mientras que un conector MPO Hembra tiene dos orificios de alineación donde los pines se insertarán al realizar una terminación. Una conexión MPO solo puede realizarse entre un conector macho y otro hembra, y así asegurar una alineación correcta, imprescindible para mantener una conexión de baja pérdida.

Método A:
Inversión de Polaridad del Latiguillo

figure-2 En el método de inversión de Polaridad del Latiguillo, también conocido como inversión transmisor-receptor, se coloca la fibra 1 en la posición 1 del conector MPO en ambos extremos del cable de parcheo y se conserva en toda la red. Esta disposición se consigue mediante un giro de 180 grados en la orientación de las fibras dentro del cable de conexión. Aunque la orientación del conector MPO se mantiene a lo largo de toda la red, la instalación precisa de dos tipos diferentes de latiguillos dúplex que se conectan en forma directa o cruzada, tanto al extremo del transmisor como del receptor. Este método de conectividad es muy fácil de instalar y es muy eficaz, ya que la orientación del conector permanece constante. A pesar de que se requieran dos tipos de cables de conexión dúplex, la asignación de un tipo de latiguillo dúplex a un terminal fijo evita una instalación incorrecta.

Método B:
Inversión de la Polaridad del Adaptador

figure-2 Tal como indica el título, la polaridad en un extremo del conector se invierte. Así, la fibra 1 de uno de los conectores se conectará en el orificio 12 del otro, la 2 en el 11, y así sucesivamente, hasta el enlace de fibra 12, que se encontrará con el emplazamiento 1. Solo se requiere de un latiguillo dúplex directo para conectar el extremo del transceptor y el receptor en ambas posiciones. Este método necesita que el cable de parcheo se instale conforme la orientación requerida. La orientación del conector en el extremo transmisor y en el receptor es la misma. Además, aunque la orientación del conector en ambos extremos del latiguillo es diferente, el aspecto físico del conector es el mismo. El instalador debe tener un profundo conocimiento del equipo y de sus posiciones para así realizar una conexión correcta.

Método C:
Polaridad de Pares Cruzados

figure-2 Este método es el más complicado. En uno de los latiguillos, dos fibras adyacentes se cruzan en el conector MPO. La fibra 1 en la posición 2 y la fibra 2 en la posición 1. Esto se repite a lo largo de todo el conector. En el extremo del transmisor y del receptor solo se requiere de un latiguillo dúplex en ambas posiciones. Este método no es utilizado en una transmisión de 100 GbE, donde tanto la posición 1 como la 12 no están asignadas. Las posiciones 1 y 2 están emparejados así como las posiciones 11 y 12, estos cuatro puertos no serán de utilidad, en consecuencia, las posiciones útiles se reducen a 8, que es insuficiente para una transmisión de 100GbE.

figure-2 data-growth Cada método requiere una combinación específica de componentes para mantener la polaridad del sistema, a simple vista la determinación del tipo/método será extremadamente difícil y necesitará mucho tiempo, a pesar de utilizar un localizador visual de fallos (VFL), una fuente de luz estándar y un medidor de potencia. Con el objetivo de satisfacer la creciente necesidad de realizar estas pruebas, SENKO ha desarrollado el MPO + Analizador de cables especialmente para los centros de datos. El instrumento es controlado por un microprocesador, posibilitando que las pruebas sean configuradas por el usuario, además tiene una interfaz USB, lo que permite la configuración remota y el almacenamiento de datos a través de una PC. El método de prueba también es rápido y sencillo. Los cables se prueban con el modo loop-back, lo que significa que un extremo está conectado a la fuente de luz del Analizador y el otro a los detectores del Analizador. Las fuentes de luz son láseres que operan con una luz roja visible a 650 nm. Esto permite que el Analizador realice la función adicional de localizador visual de fallos. - https://www.senko.com/literature/MPO-Cable-Analyzer-Handout.pdf